ESTUDIOS PARA LA MODERNIZACIÓN DEL AEROPUERTO DE CHICLAYO

A lo largo de 2018 el Ministerio de Transportes de Perú tramitó la aprobación de la segunda fase de estudios previos realizados por Ineco con su socio CESEL, para la modernización del aeropuerto de Chiclayo, la cuarta ciudad de Perú. Se completan así los análisis que se iniciaron en 2015 para definir y planear los trabajos de mejora y ampliación que pretenden convertir a Chiclayo en el hub aéreo del norte de Perú e impulsar el comercio y el sector turístico, ligado a la enorme riqueza arqueológica de la zona.

El consorcio CESEL-Ineco concluyó a finales de 2017 la segunda fase de estudios para el proyecto de modernización del aeropuerto de Chiclayo, gestionado por la concesionaria Aeropuertos del Perú (AdP). El siguiente paso ha sido la tramitación y aprobación de los estudios por parte del Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Perú, que tramitó a lo largo de 2018. Esta segunda fase de trabajos ha supuesto un importante desarrollo técnico de todas las infraestructuras necesarias para la ampliación del aeropuerto.

La definición de estas infraestructuras se llevó a cabo durante la primera fase del proyecto, desarrollada también por Ineco y CESEL desde principios de 2015, y aprobada por el gobierno peruano en 2017. Durante esta etapa se desarrollaron tanto el diseño conceptual general del proyecto como el diseño conceptual específico del edificio terminal y otras edificaciones.

En la segunda fase se han establecido los condicionantes temporales y económicos para la puesta en servicio de las infraestructuras previstas, dando paso a la licitación por parte de AdP del expediente técnico (equivalente a la redacción de un proyecto constructivo). La ingeniería del lado tierra se centra en el diseño del nuevo edificio terminal de casi 44.000 m² de superficie.

Además se han proyectado todas las edificaciones propias de un aeropuerto, como la torre de control, terminal de carga, estación de bomberos (SEI), control aviario, aeroclub, hangares para el mantenimiento de aeronaves, subestaciones eléctricas, bloque de servicio, comisaría, talleres de mantenimiento, bloque sanitario, planta de combustible, edificio administrativo y controles de acceso, que entre todos añaden otros 44.000 m² construidos adicionales a los del edificio terminal.

Por su parte, en el campo de vuelo se ha llevado cabo la ampliación de la pista en casi 500 metros, así como la construcción de una nueva plataforma comercial (29.000 m²), una plataforma de aviación general (39.000 m²) y una plataforma de carga (51.000 m²).

2 fases de estudios entre 2015 y 2017

Diseño de un nuevo edificio terminal de 44.000 m2

Ampliación de la pista en 500 m

3 nuevas plataformas de estacionamiento

Otros proyectos aeronáuticos